Alimentación de las focas ¿Qué comen las focas?

Las focas encuentran los alimentos que necesitan en el agua a su alrededor, por lo que sólo las encontrará donde existe abundante agua. Sus principales fuentes de alimentos son el pescado, pero van a consumir casi cualquier tipo de carne que puedan conseguir en el agua. Otros tipos de alimentos de los que disfrutan incluyen calamares, pulpos y mariscos. A veces las fuentes de alimentos son bajas, debido a la pesca de los grandes buques en las mismas aguas de caza de las focas.

foca nadandoLas focas usan sus aletas para moverse en el agua con facilidad, y dar caza a sus presas. Son capaces de sumergirse bien profundo en el agua con el fin de encontrar comida. Algunas especies pueden sumergirse hasta 13.000 pies. Se alimentan de gran cantidad de alimentos cada día, y puede tomarle varias horas cada día el solo hecho de alimentarse. Generalmente la consumirán hasta un 5% de su peso corporal total al día.

Las focas no se toman el tiempo para masticar su comida, a pesar de que tienen dientes afilados, cuando consumen pequeños tipos de alimento, simplemente se los tragan, si cazan algo grande los romperán en trozos antes de tragarlo. Poseen poderosos molares posteriores que utilizan para aplastar fácilmente a sus presas con el fin de que sean lo suficientemente pequeñas como para tragárselas.

Las focas tampoco beben agua, son capaces de obtener toda el agua que necesitan de los alimentos que consumen. Cuando no son capaces de encontrar suficiente alimento su cuerpo las ayuda a compensar la pérdida, utilizan la grasa en sus cuerpos para producir el agua suficiente para sobrevivir. Puede ser peligroso si están perdiendo demasiada grasa, debido al hecho de que esta grasa les ayuda a mantener la temperatura corporal.

Se dará cuenta de que las focas, como una característica física, tienen bigotes en su cara. Estos bigotes tienen el propósito de ayudarlos a encontrar sus presas. Incluso en aguas oscuras son capaces de hacerlo debido a que sus bigotes son muy sensibles a los movimientos y vibraciones a su alrededor.

Algunas personas asumen que las focas tienen problemas de visión, ya que utilizan sus bigotes para encontrar a sus presas, pero ven bastante bien y son capaces de localizar a sus presas a través del agua, tanto de día como de noche.

Las focas tienen oídos muy sensibles y pueden escuchar a sus presas desde muy lejos. El único sentido  que no utiliza para la alimentación es su sentido del olfato. Pueden moverse muy bien en el agua cuando se están alimentando, por lo general, lo hacen a una velocidad de 23 kilómetros por hora. Cuando ves una foca en movimiento bajo el agua, será mucho más graciosa que cuando las ves arrastrando su cuerpo en la tierra.

Las madres son muy atentas a sus cachorros desde el principio y los alimentan de leche con un 50% de grasa. Esto les permite a las jóvenes crías crecer rápidamente. Cuando las madres ya no pueden aguantar su propia hambre, irán al agua para alimentarse, dejando a su cachorro solo.

Es el instinto es lo que mantiene a estos cachorros vivos, crecen rápidamente debido a la leche de la madre y saben cómo llegar al agua y nadar instintivamente. Las focas son buenas imitadoras y no les toma mucho tiempo a todos aprender a cazar su propia comida. Esto puede suceder en cualquier momento a partir de las tres a seis semanas de edad, dependiendo de la especie de foca implicada.